Una Canción Desesperada

si sea noble sufrir
sería rey del mundo
aun soy nada más que un pez
plateado, colgando de un gancho
y diciendo cosas hermosas

pero cuando me escuchas
tus ojos brillan como nada

no soy el hombre que llora
pero si yo lo sea
lloraría por la vacancia al lado de tu almohada
y el espacio vacío entre los nubes en el cielo

el sabio fortalece la alma contra los deseos delicados

ahora, que de mi?
aparezco, caminando en las jardines de tu mente,
como tu fantasma anda por las mias?
sepa que nunca nadaré en los ríos tibios de tu corazón

aquí aun allí
el mar brilla en la canción del crepúsculo

otoño, dulce otoño
la luz de mis mañanas y la sombra de mis noches
no me olvides
recuérdame, compañera
sígueme hasta el olvido

///

Advertisements